domingo, 20 de noviembre de 2011

Solo, cual estrella lejana

Vengo caminando, en este camino,
sólo cual estrella lejana
¡venga!, ¡vamos!
dice mi exhausta ánima.

No deseo descansar, no puedo parar
¡No ahora!, ¡No nunca!
no parare, no me traicionare
en esta vida, no seré yo el que falle.

La inercia me tira a un costado
más que mis quince horas
jure no fallar, jure no parar
ya os he dicho, no seré yo el que falle.

La vida en si es incognoscible
solo, cual estrella lejana
camino sólo, cual luna plateada
sobre el oscuro cielo.

Vean la hipocresía de la vida
nacer, ¿para qué sino para morir?
¿Qué hay en medio sino el olvido?
¿Por qué hay que desvalorar lo vivido?

Me tiro a un costado de la ruta
a empezar a soñar
a dejar este mundo
donde empiezo a demacrar.

Soñar con lo imposible-se me dice
que algún día será viable-lo que se hace
lo que no existe-no se vive
lo que oigo-no más que lo que aquí se escribe.

Es extraño
el pasar de los años.
Los momentos
solo dejan recuerdos.
Esto es imponente
el filo de la mente.
Y es filosofía
lo que aquí se rima.

¡Me pongo de pie!
no resisto más
esto es doloroso
mas es forzoso
es difícil, pero solo, cual estrella lejana
marco mi camino por los cielos,
nocturnos e iluminado por nosotros:
las extrañas gemas nocturnas.
Eric N. Palmieri (Espíritu-del-Viento)

4 comentarios:

  1. hola, por aqui también, para que no te sientas tan solo como tu estrella.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Amparo, se te agradece la visita y el comentario, ya empezaba a extrañarte :).

    ResponderEliminar