miércoles, 7 de diciembre de 2011

Moneda de Oro

Tan extraña madrugada
bella figura frente a mis ojos
la veo pasar, su color ha cambiado
áureo ahora, antes plateado.

Figura celestial
tú, que pintas
el cielo nocturno
de un color extraño.

Déjame admirarte
sagrada  joya
te veo pasar, tu color ha cambiado
áureo ahora, antes plateado
que me amparas, todos estos años.
oh, te vas                         
escondiéndote tras las casas de mi vecindario.
Eric N. Palmieri (Espíritu-del-Viento)

4 comentarios:

  1. Pues nada mal Eric, aunque podría ser mejor, la encuentro algo inconclusa, pero es buena.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fabrizzio. Me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  3. De las pocas que ya te he leído, creo de verdad que esta es mi favorita. Sagrada joya debe ser. Y contemplarla vale más que cualquier moneda de oro.

    ResponderEliminar
  4. Lukenike, es uno de los placeres que todavía por suerte es gratis para nosotros, ver la Luna, y mas cuando su hermoso color asemeja y recuerda al oro puro, brillando, sostenida en el cielo.

    ResponderEliminar