lunes, 6 de febrero de 2012

Aprendí

La vida me ha devuelto
quien me había quitado
más no pido
ya me siento mejor.

Con esta experiencia aprendí
que por más que la vida me golpee
o desgarre, o destiña,
jamás debo bajar los brazos,
ya no lloro, lo he aprendido.

Es verdad, que la vida es un azar
que te puede dar las peores cartas
o te puede dar una escalera real,
u otras veces te cansa hasta gritar
y en ocasiones te hace cantar.

Ya el dolor en mi ha pasado,
ya todo se ha mejorado
ya la tormenta ha cesado
ya [por suerte] deje de estar en “otro lado”.

Agradezco a la vida
por sabia experiencia
enseñada por la fuerza, aprendí:
“antes de arriesgarte, mejor dos veces lo piensas”.
Eric N. Palmieri (Espíritu-del-Viento)

2 comentarios:

  1. La vida nunca nos da tregua pero es cierto, con el tiempo se aprende a sobrellevar los sinsabores. Una de cal y otra de arena, que dicen en mi pueblo

    ResponderEliminar
  2. Me gusta esa frase. Muchas gracias por el comentario.

    ResponderEliminar