miércoles, 14 de marzo de 2012

Haz de Luz II

Infinitésimo ese eterno segundo, tardío llega tempranamente siempre,
en el que el tiempo se detiene, corriendo en si más lento o más rápido.
Por extraño que fuere el mundo, por normal que sea esta rareza,
por demás que todo pierda sentido, más se aclara.

¿Quién no ha olvidado este tesoro, este preciado lugar?
el cual más que una laguna, parece un amplio mar
el cual con su amplio despertar, con nuestro soñar
nos devuelve a nuestro lecho de hierbas, a descansar.

Vuela en su frío sueño bohemio
cargando con su vida en la mochila
con las estrellas en las manos
y el mundo en sus cabellos.

Te veo distante y te imagino cerca,
te veo cerca y no se como imaginarte.
Me imagino a la vida y me hayo pensante,
pensando en si el oro es el material más pedante.

Infinitésimo ese maldito momento, tardío siempre llega temprano,
en que el tiempo se reinicia, deteniendo en si su paso y volviendo a andar.
Por normal y extraño que fuese el mundo y esta realidad,
lo falso es lo único cierto, y esto tampoco es verdad.
Eric N. Palmieri (Espíritu-del-Viento)

2 comentarios: