domingo, 8 de abril de 2012

A la deriva

Vuelvo aquí, susurrando al viento
bostezando al paso del tiempo
suelo frío, cual eterno deshielo.

Me dejo llevar, me lleva un sinrazón de motivos
a volar, a delirar, a sollozar un mundo de ilusiones
imantado a mi sueño me encuentro
varado cual vara del límpido cielo.

Aquí no estoy, aquí no me encuentro
estoy parado, pero no en el suelo
vivo y no vivo, allá mis pensamientos.

Suena y resuena, resopla y sopla el cuerpo
con blancura veo mi desprecio,
aún así negro sea mi aprecio
como aun así estas son palabras de un necio.

Miento mucho y aun yo me lo creo,
como será…como será el silencio…
no se escucha, es sonido muerto.

Volveré a la realidad, o eso creo
no estoy seguro, no lo sé
no me ayuden a salir, saldré solo
vine aquí, y aquí sé que no me quedaré.

Eric N. Palmieri (Espíritu-del-Viento)

2 comentarios:

  1. No se si por suerte o por desgracia, pero siempre acabamos volviendo a la realidad

    ResponderEliminar
  2. Quizá a veces sea suerte y a veces sea desgracia que volvemos a la realidad. Muchas gracias por el comentario, María.

    ResponderEliminar